Text Size
Sábado, Agosto 08, 2020

Al haberte convertido en empresario y sumarte a las filas de autoempleados, hay ciertas cosas que debes saber para aprovechar al máximo tu nueva oportunidad. Aunque hayas tenido o tengas actualmente otro negocio aparte de ser un Empresario Independiente (IBO, por sus siglas en inglés), debes darte cuenta que hay algunas cosas relativas a este Negocio que lo diferencian de los demás. Tal vez esta guía parezca demasiado simplificada para algunos lectores, pero está diseñada para ser una herramienta de capacitación hasta para el nivel de comprensión más básico.

Sea como sea, como empresario por primera vez o un veterano experto, espero que la idea de construir este Negocio te entusiasme. Al progresar en el camino al éxito, tendrás acceso a muchas herramientas que te ayudarán a construir tu negocio. La materia de la siguiente plática comienza con el uso de dos de las herramientas más sencillas: un lápiz y una agenda planificadora físicos o en formato electrónico. A partir de ahí, lo creas o no, aprenderás formas sencillas de administrar tu plan de negocios personalizado, tu presupuesto y proyecciones de punto de equilibrio.

No te puedo enseñar a ser un contador. Sin embargo, te enseñaré los tipos de registros que debes llevar para tu negocio y cómo llevarlos. También te daré algunas sugerencias para ayudarte si el Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés) solicita examinar tus registros. Si el IRS se comunica contigo y tú no has mantenido buenos registros, tal vez te gastes innecesariamente cientos o hasta miles de dólares que pudieran haberse utilizado para construir tu negocio.

Mantener buenos registros no solo es importante a la hora de declarar impuestos, sino que te brinda una importante perspectiva para ayudarte a monitorear tu negocio durante todo el año y cumplir tus objetivos. Esto es especialmente cierto conforme tu negocio crece y tu organización de IBO en línea descendente (downline) aumenta. Mantener registros completos y precisos, aunque no sea la parte más emocionante de construir el negocio, es muy importante.

Ahora que comprendes la importancia de la buena contabilidad y las herramientas que te ayudarán a hacer el trabajo, te daré algunos consejos para asegurar que tus libros estén en buen orden, lo que te permitirá fundamentar todo lo que reportes en tu Declaración de impuestos sobre el ingreso (en adelante “declaración de Impuestos”).

Y, por último, no dejes de consultar a tus propios asesores profesionales como un contador o un abogado para pedirles consejos e información sobre las leyes fiscales y los requisitos para llevar los registros contables y la preparación correcta de tu declaración de impuestos.