Text Size
Miércoles, Octubre 16, 2019

Según la “Ley de Recortes Fiscales y Empleos” de 2018, los gastos de entretenimiento (también conocidos como gastos de representación) como torneos de golf, cenas de entretenimiento y otros gastos de comidas, eventos deportivos, boletos de conciertos o palcos, etc. ya no son deducibles.

Consulta a tu Contador Público Certificado (CPA) u otro experto fiscal para obtener una explicación completa de las nuevas reglas para deducir todos los gastos relacionados con tu negocio de conformidad con la “Ley de Recortes Fiscales y Empleos” de 2018.  Como siempre, debes retener los recibos relacionados con estos y otros gastos relacionados con tu negocio.

Los gastos de comidas asociados con viajes de negocios fuera de la ciudad siguen siendo deducibles (sujetos a la limitación del 50% de deducción). Para que las comidas se consideren de viaje se requiere pasar la noche. La única documentación requerida es la prueba de que estuviste fuera de la ciudad (la cuenta del hotel, los boletos de avión, el recibo de la gasolina, etc.). 

Hay dos opciones disponibles para deducir las comidas de los viajes.  Puedes deducir los gastos reales de comidas o elegir el monto por viáticos (per diem) en lugar de los gastos reales.  En 2017, el monto de viáticos era de $57 en la mayoría de las ciudades. El IRS puede cambiar la tarifa de viáticos año con año. Las ciudades como Los Ángeles, Nueva York, Las Vegas, etc. tienen tarifas permisibles de viáticos más altas. Acude a www.irs.gov y busca “Publication 1542 Per Diem Rates” en inglés e imprímela para obtener una lista de las tarifas de viáticos por ciudad. Si tu cónyuge es tu socio en el Negocio, también obtienes una asignación de viáticos por él/ella. Por ejemplo, si salen de viaje para ir a un evento el viernes y regresan el domingo, son 2 asignaciones de viáticos para ti y 2 para tu cónyuge.