Text Size
Sábado, Agosto 08, 2020

Si solo tienes una línea telefónica en tu casa que se usa para llamadas personales, no puedes deducir ninguna porción del cargo mensual estándar por tu teléfono. En ese caso, solo puedes deducir los gastos por cargos de larga distancia relacionados con tu negocio. Si instalas una segunda línea estrictamente para fines de negocios, puedes deducir el cargo base por esa línea. Los servicios de comunicación de buzón de voz son deducibles. El uso de teléfonos móviles para fines de negocios también es deducible, pero debes mantener un registro del uso de negocios (nombre, número, minutos usados) de los estados de cuenta recibidos de tu proveedor de servicio móvil. Nunca es buena idea deducir 100% de los cargos de teléfono móvil, ya que inevitablemente todos usamos el teléfono para llamadas personales hasta cierto punto.   Tampoco debes deducir el 100% de tu servicio de internet.