Text Size
Sábado, Agosto 08, 2020

Para determinar si estás operando realmente un negocio para fines de permitir deducciones de negocios, el IRS examinará tus registros y prácticas de contabilidad, y también si elaboraste un plan de negocios, presupuestos y proyecciones de punto de equilibrio cuando comenzaste el negocio. Examinarán cómo usaste estas herramientas para ajustar tus prácticas de negocios para lograr rentabilidad. Porque para que las deducciones de negocios sean permitidas, debes demostrar que estás activamente participando en una profesión o negocio, que tus deducciones son ordinarias y necesarias para tu profesión o negocio y que tienes la intención de obtener ganancias de tu actividad de negocios.

En general, debes tratar de conducir tus actividades de negocios en forma profesional. Comienza por separar tus actividades de negocios de tus actividades personales y mantener registros precisos para demostrar la diferencia. Establecer metas y revisar periódicamente tu método de operación para ver que estés logrando tus objetivos con efectividad. Siempre busca formas de mejorar tu productividad y rentabilidad. Solicita la ayuda experta de tus asesores en línea ascendente y realmente trabaja el negocio.

Mantente consciente de tu nivel de actividad en el negocio. Si no estás generando ventas minoristas constantemente, si no estás mostrando el Plan muy a menudo y no estás haciendo mucho aparte de ir a los eventos, entonces no solo se te va a dificultar demostrar la intención de lograr una ganancia, sino que se te va a dificultar lograr esa ganancia. Así que trabaja duro, familiarízate con los productos, capacítate con técnicas de ventas minoristas, genera ventas a nivel minorista y muestra el Plan a menudo. Sigue este consejo y tu actividad de negocios hablará por sí misma.

Conforme tu negocio crezca y tu rentabilidad aumente, es posible que tengas que hacer pagos trimestrales de impuestos al IRS para cubrir impuestos sobre los ingresos y de autoempleo. Aunque los pagos se deban trimestralmente, es una buena idea apartar dinero con anticipación para esos pagos ya sea semanal o mensualmente. Obtén ayuda al respecto porque pueden acumularse intereses y sanciones si no se maneja correctamente esta situación.

Por último, pero quizás lo más importante, sé honesto al hacer tu contabilidad y al preparar tu declaración de impuestos. Abstente de participar en prácticas fiscales abusivas o de asesorar a otros a hacerlo. Tal comportamiento no solo te perjudica a ti sino a todos los demás en el negocio por la imagen que des y la reputación que tengas.

La información y las herramientas de la presente guía, aunque no sean elegantes ni emocionantes, están diseñadas para tu beneficio. La contabilidad es una parte importante de construir tu negocio. Así que mantén registros detallados y precisos, actualiza y revisa tus registros cada mes y prepara tus declaraciones de impuestos con diligencia.

*** Según la “Ley de Recortes Fiscales y Empleos” de 2018 (TJCA, por sus siglas en inglés), una deducción de ingresos de negocios calificados netos del 20% está disponible para los negocios de IBO bajo ciertas circunstancias y condiciones.  Consulta a tu experto fiscal para obtener más información a este respecto y sobre los demás cambios a las leyes tributarias realizados por la ley TJCA. 

¡Te deseo mucho éxito en tu negocio!